martes, 31 de julio de 2012

MASACRE EN AFRICA: LA GUERRA DE LOS PAISES DESARROLLADOS POR EL COLTAN

¿SABES LO QUE ES EL COLTAN?
La guerra por el Coltan

Los medios de comunicación nos han vendido que en el Congo hay unas guerras tribales entre los TUTSI y los HUTUS de los cuales nos inducen a pensar que son unos negros salvajes incivilizados y muy peleones: FALSO.

¿Sabes lo que es el Coltán? Si la respuesta es NO, es posible que todavía seas víctima de la manipulación del mayor arma del control mental, la TV con la cual siempre te aplican la máxima: AQUELLO QUE NO ES NOTICIA, NO EXISTE. Vamos a empezar por decir que LA HUMANIDAD DEPENDE ACTUALMENTE DEL COLTÁN y está habiendo una TERRIBLE MASACRE HUMANA EN ÁFRICA POR EL ROBO DEL COLTÁN POR PARTE DE LOS PAÍSES DESARROLLADOS en la que están muriendo millones de personas. ¿Tampoco lo sabías? En ese caso hay que añadir que muchos niños cada día trabajan allí como mineros en condiciones infrahumanas y mueren en condiciones extremas para que nuestros teléfonos u ordenadores funcionen.

El COLTÁN (COLUMBITA+TANTALITA) es un mineral estratégico usado entre otras cosas para hacer los cohetes de largo alcance y para fabricar los teléfonos celulares. Es un superconductor.

Quien domina el COLTÁN domina actualmente la tecnología y las comunicaciones y el 80% del Coltán mundial actual está en el Congo en África.

La República Democrática del Congo posee el 80% de las reservas mundiales estimadas de coltán. Como este mineral está considerado como un recurso no renovable altamente estratégico, existe una guerra en el Congo desde 1998.

Según las Naciones Unidas, el Ejército Patriótico Ruandés ha montado una estructura para supervisar la actividad minera en Congo y facilitar los contactos con los empresarios y clientes occidentales. Traslada el mineral a Ruanda donde es procesado antes de ser exportado. Los destinatarios finales son EEUU, Alemania, Países Bajos, Bélgica y Kazajistán. Esta guerra, directamente relacionada con la explotación de este mineral, arroja un saldo de más de 5,5 millones de víctimas, lo que supone el mayor número de muertes desde la Segunda Guerra Mundial.

Ruanda y Uganda, han sido acusados en varios informes internacionales, del expolio y tráfico de estas riquezas minerales del Congo. Siendo varios países occidentales los principales beneficiarios, la ayuda económica y militar continúa durante el conflicto. Se firmaron planes de apoyo y cooperación entre Estados Unidos y estos dos países, los cuales además de enriquecerse con el tráfico del mineral, vieron cómo parte de sus deudas externas fueron canceladas y se los consideró como modelos de desarrollo económico de la región. Entre las empresas más importantes con intereses en la región, ha sido mencionada la American Mineral Fields, en la que George H. W. Bush, padre del expresidente norteamericano George W. Bush, tiene notables intereses.5 Durante los años transcurridos hasta hoy han disputado la guerra dos bandos: de un lado Ruanda, Uganda y Burundi, apoyados por EEUU y los créditos del FMI y el Banco Mundial, y del otro lado Angola, Namibia, Zimbabue, Chad y las milicias hutu y Mai Mai.6

La explotación del coltan, especialmente en Congo, ha ocasionado diversas polémicas sobre las posibles consecuencias a nivel social y ambiental. La explotación de este recurso ha alimentado conflictos armados entre facciones locales, apoyadas, en algunos casos, por gobiernos extranjeros como el de Uganda. Esto plantea un dilema moral similar al de la comercialización de diamantes de guerra. Otras preocupaciones derivadas de la extracción del coltán pasan por la explotación laboral de los trabajadores que participan en la misma o la destrucción de ecosistemas, pues los principales yacimientos coinciden con los hábitat de gorilas en peligro de extinción.

La ocupación ruandesa del este del Congo ha significado que la República Democrática del Congo haya sido incapaz de explotar este recurso en beneficio propio. Un informe reciente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ha reportado que una gran cantidad de este mineral está siendo explotado de forma ilegal y trasladado de contrabando a través de las fronteras por milicias de las vecinas Uganda, Burundi y Ruanda. Se estima que el ejército ruandés ha tenido un beneficio de como poco 250 millones de dólares en unos 18 meses de venta de coltan. Sin embargo, estas estimaciones son difíciles, puesto que Ruanda tiene sus propios depósitos de coltan, haciendo que el mineral adquirido mediante el contrabando sea difícil de identificar.

El contrabando de coltan también se ha identificado como la mayor fuente de ingresos para la ocupación militar del Congo. Debido a la dificultad de distinguir entre la explotación legítima y la ilegítima, algunos fabricantes de aparatos electrónicos han decidido, por motivos éticos, dejar de lado esta zona del mundo como fuente de coltan, y dirigirse a otras fuentes.

Los gobiernos de los tres países identificados por las Naciones Unidas como contrabandistas de coltan han negado estar involucrados. El periodista austriaco Klaus Werner ha documentado los vínculos entre compañías multinacionales y el tráfico ilegal de coltan.7

Fuente: Blog Preparacion para la Nueva Energia Mental

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada